Calles de Carcassonne

Como si de un cuento de hadas se tratara, al entrar en Carcassonne te sumerges entre sus calles adoquinadas y serpenteantes. El desorden y desconcierto en cuanto a la distribución de casas, se adueña de la ciudad. Sus comercios repletos de productos locales y artesanías, te transportan a la época de los mercaderes cuando aún existía el gusto por el trueque y las monedas se hacían de metales preciosos.

Calles de Carcassonne
Calles de Carcassonne
Calles de Carcassonne
Calles de Carcassonne
Calles de Carcassonne
Calles de Carcassonne
Calles de Carcassonne
Calles de Carcassonne
Calles de Carcassonne

Anuncios