Fieles

Ahí están, fieles esperando a que sus dueños terminen de disfrutar del día. Ajenas a las risas y juegos de los niños. Ignorando si el mar está o no enbravecido. Y al final del día, tan sólo tendrán el leve recuerdo de un día diferente, por los suaves granos de arena en sus zapatos.
Esperando
Anuncios